PROGRAMA GANASOL

Proyecto: Carnes y Lácteos Competitivos a través de la Intensificación Sostenible y el Acceso a Mercados Especializados. ()

El propósito de este proyecto fue mejorar la competitividad y los ingresos de los pequeños y medianos productores en Nicaragua a través de la implementación del manejo de buenas prácticas de manejo de fincas y la creación y fortalecimiento de las cadenas de valor de carne y leche.

Las acciones del proyecto han estado dirigidas hacia la creación de una plataforma de ganadería sostenible y validar los mecanismos de incentivos, a fin de generar resultados a largo plazo que se extiendan más allá del alcance del proyecto. Esto ha llevado a la intensificación sostenible de fincas y a lograr un valor agregado en los productos, facilitando el acceso a mercados especializados, incluyendo pasos
como la certificación de fincas y plantas procesadoras.

La mayoría de las fincas ganaderas en Nicaragua presentan un estado avanzado de degradación ambiental, problemas sociales y la sobreutilización de los recursos naturales. El sector ganadero es responsable de un 7% de las emisiones de gases del efecto invernadero (GEI) a nivel global, causando 50% de las emisiones del sector agrícola. Las tasas de productividad son bajas, con un promedio nacional de menos de 4 litros de leche por vaca por día, y una baja ganancia de peso diaria. Estas tasas son aún más bajas durante la temporada seca.

IMPACTOS DEL PROYECTO:

Reducción de Pobreza: Al mejorar el conocimiento y la combinación de tecnologías que puedan ser adoptadas a corto y largo plazo se aumenta la adaptabilidad de medios de vida bajo condiciones de estrés (sequía, encharcamiento) debido a la variabilidad y cambio climático, a la vez protegiendo y mejorando agro-ecosistemas. Esto logra una mayor competitividad de sistemas de producción de carne y leche en la zona de intervención.

Sostenibilidad Ambiental: Fertilidad de suelos mejorados, pasturas degradadas recuperadas, fuentes de agua, drenaje, biodiversidad protegida, almacenamiento de carbono incrementado y emisiones de gases de efecto invernadero reducidas por kilogramos de carne y leche producidos.

Fortalecimiento de Capacidades: Desarrollar un sistema de registro que permite a los productores visualizar parámetros de productividad e identificar e implementar acciones de Sistemas Silvopastoriles (SSP) y Mejores Prácticas de Manejo (MPM), asistencia técnica para implementar prácticas de producción sostenible (incluyendo regulaciones SAN) para sistemas de producción ganadera sostenible en fincas, a fin de generar beneficios y preparar a los productores para obtener la certificación y llegar a mercados especializados.

Temas de capacitación: Tecnologías Silvopastoriles y mejores prácticas de manejo para mejorar la resistencia frente al cambio climático, balance de los alimentos, alimentación alternativa, para el verano, salud animal, calidad de leche, plan de granja, certificación de la finca, salud reproductiva, manejo de tópicos de agricultura, manejo de pastos y agua y los Fundamentos de Heifer.

RESULTADOS ALCANZADOS:

1020 productores ganaderos organizados en 20 escuelas de campo, conocen los procesos de certificación de finca a través de buenas prácticas ambientales, productivas, sociales y laborales.

4,833 ha bajo prácticas de manejo de ganadería sostenible; y 25,229 de cabezas de ganado bajo buenas prácticas de manejo sostenible.

Incremento en la productividad de leche en un 26% por vaca/día, en el 66% de los 1020 productores participantes; y 52% de los productores mejoraron la calidad de la leche de C-B a calidad A.

Elaboración de un estudio de emisiones de gases de efecto invernadero – GEI y la medición de captura de carbono por los sistemas de uso de la tierra en 60 fincas ganaderas.