Publicaciones

Talento de Oro 2015: Doris Hernández

Talento de Oro 2015: Doris Hernández

06 Abr

Doris Hernández Morales, es una mujer de 43 años que vive en la Comunidad El Chaparral del Municipio de Muy Muy en Matagalpa, a unos 140 kilómetros de Managua.

Ella es beneficiaria original del Proyecto “Ganadería y Agricultura Sostenible en Laderas”  (GANASOL 1) que ejecuta Heifer International Nicaragua con MAP Noruega, el Centro Agronómico de Investigación y Enseñanza (CATIE) y la Cooperativa Tierra de Nutrias, en las comunidades Maizana, El Mojón, El Chompipe, San Marcos y El Chaparral para fortalecer los medios de vida y capital social de las 1,080 familias rurales de Nicaragua, Honduras y Guatemala.

Hernández es una madre soltera que tiene 4 hijos: 3 mujeres mayores de 20 años y un varón, actualmente sólo vive con uno de sus hijos y su nieto. Ella cuenta que fue beneficiada con una cerda que le entregó el proyecto el 29 de mayo de 2014 y en menos de un año la cerda parió 15 cerditos, de los cuáles tuvo que regalar uno a su vecina porque vio que la cerda sólo tenía 14 tetillas y a ella le daba tristeza ver que uno de los cerditos quedaba de fuera cada vez que todos buscaban a la cerda para alimentarse. Asimismo, de los 14 cerditos, se le murieron 2 y se quedó con 12 cerdos, de los cuales a inicios de enero 2015 vendió 9 y dejo 1 para cumplir con su compromiso de entregar a otra familia beneficiaria del Proyecto, a través de la metodología Pase de Cadena.

Hernández dice que con la venta de los 9 cerdos se ayudó para comprar los útiles escolares de su nieto, pagó los servicios básicos del hogar: agua y luz y compró otros alimentos que necesitaba para variar la ingesta de sus alimentos. Cada cerdo lo vendió en alrededor de C$700.00 córdobas lo que le generó un ingreso de C$6,300.00 equivalente a US$ 242 dólares.

“Yo estoy muy feliz porque antes del proyecto sólo tenía una vaca y 4 gallinas y no me habían producido tanto valor como la chancha” dijo Hernández. Ella manifiesta que su experiencia ha sido muy buena porque sacó un ingreso muy alto de la venta de los cerdos y aún se quedó con su cerda original y otra que está esperando que crezca y entre en celo para aparearla.

Además, Hernández cuenta que con el proyecto también recibió capacitaciones de como cuidar a los animales, alimentarlos y mantenerlos sanos. “Para alimentar a los cerdos el proyecto nos proveyó de sorgo y soya para que hiciéramos un concentrado que consiste en la mezcla de sorgo, soya, maíz, concha de huevos y sal mineral molido, el cuál ha sido muy nutritivo para la cerda y los cerditos” dijo Hernández.

Ella manifestó que con los resultados que vio en la cerda de que se puso hermosa en tan poco tiempo para ella ahora la alimentación y el cuido de los animales es algo importante, “mis hijos me dicen que la cerda parió mucho, porque la cuido bastante (lo expresa de manera muy sonriente) y así es, porque de lo que gano, yo a mis hijos siempre les doy algo, usted sabe como somos las madres que siempre estamos pendiente de los hijos y no dejamos de darles algo de lo que nosotros generamos”, expresó Hernández.

Doris Hernández, es una mujer bien activa en su comunidad “El Chaparral” y le gusta estar al tanto de como funcionan los diferentes proyectos que se ejecutan en su zona para participar y adquirir conocimientos, así se beneficia ella e instruye a sus vecinas, Hernández hace alusión que hace 4 años no tenía casa y que después que participó en un Proyecto de ODESAR, le dieron una vivienda que es adonde habita actualmente.

Asimismo, ella cuenta que está siendo beneficiaria con capacitaciones por el

Proyecto “Mujeres Rurales en Camino a la Prosperidad” que ejecuta Heifer International con la contribución de la Fundación Ford para empoderar a 1,200 familias de Honduras, Guatemala y Nicaragua.

“A mí me gusta aprender de todo, también práctico la apicultura y por eso me están capacitando con este proyecto el cuál lo veo muy bueno porque ahora si sé que hasta empresaria puedo ser, al ofertar mejor lo que produzco, porque a veces por falta de conocimiento el comprador no nos paga el precio real del producto que estamos vendiendo”, concluyó Hernández.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *