Noticias

Escuela de Campo de “Elaboración de láminas de cera para colocar y preservar las colmenas”.

13 Dic

dsc02568
En la Comunidad “El Barro” del Municipio de Achuapa, en León, se reunieron más de 20 productores apícolas que participan en el Proyecto «Mejorando los Ingresos de los Pequeños Agricultores Afectados por el Cambio Climático en el Norte de Nicaragua (MSPAC)» para adquirir conocimientos acerca de la elaboración de láminas de cera de calidad para colocarlas en las colmenas y el manejo adecuado para preservarlas en óptimas condiciones.

Al iniciar la capacitación, los participantes hicieron la invocación al altísimo y luego analizaron el Fundamento “Capacitación y Cooperación”, Luis Felipe Matute, participante de la Eca expresó que este fundamento insta a los participantes a integrarse más en la familia con la cooperación en los quehaceres del hogar y en la comunidad a compartir el conocimiento con los vecinos.

José Luis Rodríguez, promotor del proyecto explicó a los participantes de la Eca que para realizar una libra de cera se utilizan 8 kilos (4 litros) de miel y que para la elaboración de las láminas de cera primero colocan cera a cocer en un recipiente metálico y una vez que la cera está derretida, se pasa sobre ella una tabla del tamaño de la lámina que se desea, la cual queda adherida a la tabla y luego se pasa por una cubeta de agua fría que permite que la lámina de cera se desmiembre. Una vez que se tiene el estampado de la cera, éste se pasa por una máquina que realiza el grabado del hexágono sobre la cera que el panal debe de tener.
dsc02580

“Nosotros sólo contamos con dos máquinas de grabado de hexágono en la zona de Achuapa, una de las máquinas fue financiada por Heifer International Nicaragua en la primera etapa del proyecto” indicó Rodríguez. El valor de una máquina de grabado cuesta aproximadamente US$ 2,000 y una lámina de cera en el mercado es vendida a un dólar.

La Asociación para el Desarrollo Pecuario de Achuapa (ASODEPA) que implementa el proyecto en la zona, resguarda la máquina para facilitarla a los apicultores cuando ellos la requieren y así se ahorren dinero en la compra de las láminas, considerando que para una caja se requieren de 20 láminas de cera y 10 para una cámara de cría.

Abel Sevilla, beneficiario participante del proyecto quien vive con su esposa Candida Rodríguez y sus 5 hijos contó que tiene 5 años de estar en el proyecto y que el antes emigraba bastante hacia los países Costa Rica y El Salvador para trabajar y mejorar su economía sin embargo desde que está en el proyecto ya casi no sale del país.
dsc02575
“Yo antes me iba a trabajar fuera de Nicaragua hasta 6 meses por necesidad económica, pero ya tengo un año de no ir porque desde que trabajo con las abejas tengo más ingresos cosechando miel y las abejas requieren bastante cuidado y como a mí me gustan y ya toda mi familia sabe bien el manejo de las colmenas mejor me quedo cuidando mis abejitas”, expresó Abel Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *