Noticias

Presentación del proyecto Mujeres y jóvenes del Corredor Seco fortalecen sus capacidades ante los efectos del cambio climático

15 Jun


Conferencia de prensa 15 de junio 2017
presentación del proyecto

4,500 mujeres de los municipios más pobres del Corredor Seco en el occidente del país fortalecerán sus capacidades y construirán sistemas de producción más resilientes ante los efectos del cambio climático.

15 DE JUNIO 2017, MANAGUA – El proyecto “Mujeres y jóvenes emprendedores del corredor seco, con empoderamiento y soluciones tecnológicas ante el cambio climático” tendrá presencia en nueve municipios de Chinandega y uno de León, garantizando que 4,500 familias lideradas por mujeres en las zonas más vulnerables de esta zona fortalezcan sus capacidades y construyan sistemas de producción más resilientes ante los efectos del cambio climático.

El proyecto cuenta con una inversión de 1,9 millones de dólares, tendrá una duración de cuatro años y entre los elementos innovadores se prevé el fortalecimiento de capacidades para resiliencia, prevención y gestión de riesgos ambientales; el uso de tecnologías de información y comunicación para la predicción y gestión climática; además de la implementación de una agricultura sostenible basada en información climática (ASAC).

Este proyecto se desarrollará en zonas vulnerables del corredor seco de Nicaragua a través del consorcio conformado por HEIFER, CIAT, We Effect y Living Water en alianzas con las organizaciones locales ADENOCH, FECODESA y la Coordinadora de Mujeres Rurales (CMR).

Se fortalecerán las capacidades en las familias participantes y protagonistas del proyecto en estas comunidades vulnerables del país, se fomentaran técnicas agroecológicas, uso de semillas criollas e intercambio de saberes, lo que permitirá construir modelos de producción más resilientes ante el cambio climático y elevar la disponibilidad y consumo de alimentos.

El proyecto contempla el diseño y puesta en marcha de 20 escuelas de campo con la participación de 500 promotoras. En estas escuelas se promoverá el uso de tecnologías de adaptación al cambio climático en los sistemas productivos y se fomentará una cultura de planeación de los cultivos para gestionar de una mejor manera los riesgos climáticos presentes en sus zonas.

Los grupos de emprendedoras organizadas en sus cooperativas tendrán apoyo para potenciar 10 negocios agrarios en las cadenas de valor de marañón, miel, lácteos, carne de cerdos, hornados, huevos y carne de aves; lo que les permitirá ser más competitivos en los mercados locales, especialmente en los de Chinandega y León, que tienen alta concentración poblacional y gran demanda de alimentos producidos por familias rurales de las 47 comunidades que atenderá el proyecto. De esta forma se espera que el 80% de las familias participantes mejoren sus ingresos.

Las mujeres productoras y los jóvenes adquirirán las herramientas para fortalecer sus capacidades empresariales. Asimismo, el proyecto permitirá una mejora en la disponibilidad y consumo de alimentos, agua potable y desarrollo de talleres orientados a adoptar buenas prácticas de higiene y saneamiento.

Como parte del enfoque estratégico del proyecto, se desarrollarán talleres de formación con perspectiva de género y adicionalmente se lanzará una campaña que lleva por lema Por los derechos económicos de las mujeres, que persigue sensibilizar en la equidad social y justicia de género para el empoderamiento económico de las mujeres y toma de conciencia.

La campaña está dirigida a mujeres y jóvenes rurales, su familia y población en general. Uno de sus objetivos es provocar cambios de actitudes y comportamientos que favorezca el acceso, uso y control de recursos, bienes y medios a las mujeres, a partir de reflexionar sobre las creencias y normas con sesgos de género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *