Publicaciones

El pozo que ha cambiado la vida en «El Nancital 2″/ The well that has changed life in the community “El Nancital 2”

El pozo que ha cambiado la vida en «El Nancital 2″/ The well that has changed life in the community “El Nancital 2”

06 Sep

Antes los habitantes de esta comunidad ubicada en el corredor seco de Nicaragua debían hacer largas filas, incluso en la noche, para abastecerse de agua.

Hasta antes de mayo, cuando se perforó un pozo de 300 pies instalado con el esquema de fuente de agua mejorada, Juan Francisca Andrade debía hacer largas colas hasta muy noche en alguno de los pozos comunales de la comunidad El Nancital 2, ubicada en el municipio San Francisco, en Chinandega, en el corredor seco de Nicaragua.

“En la época de verano el pozo no daba abasto para aguar los animales, bañarse y lavar la ropa”, dice Juana Francisca, quien es madre de cinco hijos.

En ocasiones debía caminar hasta un kilómetro buscando un pozo para abastecerse de agua y cuando esta estaba muy escasa debía caminar hasta el río y pasar ahí junto con su familia todo el día.

La situación ha cambiado. A pocos metros de la casa de María Félix Andrade, en la entrada de la comunidad, se ha perforado un pozo gracias al proyecto “Mujeres y jóvenes emprendedores del corredor seco, con empoderamiento y soluciones tecnológicas ante el cambio climático”, que  tiene presencia en nueve municipios de Chinandega y uno de León, y que garantiza que 4,500 familias lideradas por mujeres en las zonas más vulnerables de esta zona fortalezcan sus capacidades y construyan sistemas de producción más resilientes ante los efectos del cambio climático

Este proyecto se desarrolla en zonas vulnerables del corredor seco de Nicaragua a través del consorcio conformado por HEIFER, CIAT, We Effect y Living Water en alianzas con las organizaciones locales ADENOCH, FECODESA y la Coordinadora de Mujeres Rurales (CMR).

Máximo Blandon, coordinador del proyecto, explicó que en una primera fase se ha contemplado la perforación de dos pozos en comunidades alternante vulnerables, que son El Nancital #2 y Las Mesitas, así como la rehabilitación de 18 pozos comunitarios; la reparación de 14 pozos perforados  que funcionan con bomba manual; y la capacitación y fortalecimiento a 34 comités comunitarios (CAPS) en temas de uso adecuado del recurso agua y prácticas higiénico sanitarias. Con estas acciones se han atendido unas 30 comunidades de los municipios de San Francisco del Norte, San Juan de Cinco Pinos, San Pedro del Norte, Santo Tomás del Norte, Villa Nueva y Somotillo. Estas acciones han sido lideradas por Heifer Internacional Nicaragua y Living Water International en coordinación con organizaciones locales como FECODESA, ADENOCH y las alcaldías municipales, en el marco del proyecto SANSECO II.

Para hacer el pozo usan mapas hidrogeológicos y se aseguran del apoyo comunitario. Este que está mejorando la vida de mujeres como Juana es de 300 pie y tiene un sello sanitario que permite que el agua sea apta para el consumo.

 

 

Estudios de la ONU indican que las instalaciones de agua potable mejorada y ubicadas de forma adecuada reducen el tiempo, la carga doméstica e inciden positivamente en la salud de las mujeres, ya que les proporciona más tiempo para las labores productivas, actividades educativas, de capacitación, de recreación y de autocuido.

Un acceso adecuado a servicios de agua y saneamiento aumenta la privacidad y reduce el riesgo de ataques y abusos sexuales a las mujeres y las niñas mientras recogen agua. Al tener acceso a agua de calidad se mejora la tasa de supervivencia infantil, que es uno de los precursores hacia una transición demográfica con menores tasas de fertilidad. Al tener menos hijos se reducen las cargas familiares y del hogar de las mujeres, que ven así favorecidas sus oportunidades de desarrollo personal.

A pocos metros del pozo perforado se encuentra un pozo ancho que no es fuente de agua mejorada, y era uno de los que usaban los comunitarios para abastecerse. Este tipo de pozos sufre debido a los cambios en las precipitaciones, ya que quedan secos durante el verano y expuestos a la contaminación.

Luego de la rehabilitación y perforación hacen reuniones con la comunidad para programar fechas de trabajo y en estas enseñarles el uso, manejo y reparación de la bomba.

“Nos encargamos de dejarle a la comunidad herramientas y provisión de la misma bomba. Este tipo de bomba es hermética, el agua entra pero no sale y con entre 30 y 35 palancazos da 20 litros de agua”, explicó Michael Calderón, uno de los técnicos que está a cargo de la perforación y rehabilitación de los pozos.

El costo comercial de la bomba es de hasta US$18,000. “El proyecto del pozo es muy bueno pero si seguimos teniendo prácticas que no van en línea con el cuido del agua, si la sacas y se te contamina hay un problema, entonces es importante el uso, manejo y transportación del agua. Algunas representantes de la comunidad recibieron los talleres y van a replicarlo”, dijo Calderón.

En esta comunidad más del 50% de las fuentes de agua han desaparecido. Antes el agua se encontraba a 20, 30 pies, y ahora se encuentra a 60.

“Antes sufríamos mucho por el agua, en el invierno hay agua abundante pero en el verano no, y nos tocaba ir al río, a 4 kilómetros. Ahora me ha ahorrado tiempo y me da satisfacción, ahora no sufro, y esta es una agua sana, de buen sabor, es limpia”, relató María Félix Andrade, de 62 años y quien tiene 10 hijos.

Lester Andrade, de la Asociación para el Desarrollo del Norte (Adenoch), precisó que los beneficiarios directos del proyecto en El Nancital 2 son 24 familias, pero entre los indirectos están 94 alumnos de la escuela, 4 maestros, más las personas que llegan a la iglesia.

“Se ha hecho charlas y capacitaciones, sobre todo en los niños, en la parte de higiene y con la comunidad en el manejo del sistema de agua”, dijo Andrade.

Juan Francisca Andrade ahora tiene más tiempo para hacer quehaceres en su casa y para ella. “Ahora sé que vengo al pozo y hay agua, así que puedo invertir mi tiempo en algo más”, narra.

Read in english 

Before the inhabitants of this community located in the dry corridor of Nicaragua had to make long lines, even in the night, to obtain water.

Until before May, when a 300-feet well installed with the improved water source scheme was drilled, Juana Francisca Andrade had to wait long lines until very late at one of the communal wells in the El Nancital # 2 community, located in the Municipality San Francisco, in Chinandega, in the dry corridor of Nicaragua.

«In the summer, the well did not provide enough water to satisfy the animals, bathe and wash clothes,» says Juana Francisca, who is the mother of five children.

Sometimes he had to walk up to a kilometer looking for a well to get some water and when the water was very scarce he had to walk to the river and spend time with his family all day.

The situation has changed. Just a few meters from the house of María Félix Andrade, at the entrance of the community, a well has been drilled thanks to the project «Women and young entrepreneurs of the dry corridor, with empowerment and technological solutions to climate change», which has a presence in Nine municipalities in the city of Chinandega and one in the city of León, which guarantees that 4,500 female-headed families in the most vulnerable areas of this zone strengthen their capacities and build more resilient production systems in the face of climate change.

This project is carried out in vulnerable areas of the dry corridor of Nicaragua through the consortium of HEIFER, CIAT, We Effect and Living Water in alliances with local organizations such as ADENOCH, FECODESA and the Rural Women Coordinator (CMR).

Máximo Blandon, coordinator of the project, explained that in the first phase the drilling of two wells in highly vulnerable communities, El Nancital # 2 and Las Mesitas, and the rehabilitation of 18 community wells have been contemplated; Repair of 14 perforated wells that operate with a hand pump; And training and strengthening 34 community water committees (CAPS) on issues of proper use of water resources and hygienic sanitation practices. With these actions, approximately 30 communities in the municipalities of San Francisco del Norte, San Juan de Cinco Pinos, San Pedro del Norte, Santo Tomás del Norte, Villa Nueva and Somotillo have been served. These operations have been led by Heifer International Nicaragua and Living Water International in coordination with local organizations such as FECODESA, ADENOCH and the municipal municipalities of the mentioned municipalities, within the SANSECO II project.

To make the well they use hydrogeological maps and ensure community support. This is improving the lives of women like Juana is 300 feet and has a sanitary seal that allows the water to be fit for consumption and reduce the risk of contamination.

UN studies indicate that improved and adequately located drinking water facilities reduce time, domestic burden and have a positive impact on women’s health, as it provides them with more time for productive work, educational activities, training, Recreation and self-care.

Adequate access to water and sanitation services increases privacy and reduces the risk of sexual assault and abuse to women and girls while collecting water. Having access to quality water improves the child survival rate, which is one of the precursors to a demographic transition with lower fertility rates. Having fewer children reduces the family and family burdens of women, who are therefore favored their opportunities for personal development.

A few meters from the well is a large well that is not an improved water source, and was one of those used by the community to supply. This type of well suffers due to the changes in the precipitations, since they are dried during the summer and exposed to the contamination.

After rehabilitation and drilling, they meet with the community to schedule dates to work and teach them the use, handling and repair of the pump.

«We take care of leaving the community with the tools and provision of the same bomb. This type of pump is watertight, water enters but does not come out and with 30 to 35 pips gives 20 liters of water, «explained Michael Calderón, one of the technicians of Livin Water, who is in charge of drilling and rehabilitation of Wells

The approximate commercial cost of this type of well is US $ 18,000. «The well project is very good but if we continue having practices that do not go in line with water care, if you take it out and get contaminated there is a problem, then it is important to use, handle and transport water. Some representatives of the community received the workshops and will replicate it”… Calderón said.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *